Más seguridad en el transporte de equipos y mercancías

El amarre adecuado de la carga puede evitar muchos problemas durante el viaje, como la pérdida de mercancías, accidentes y retrasos. El objetivo es evitar que la carga se mueva durante el transporte, especialmente en el caso de maniobras evasivas, curvas y frenadas.

Además, se deben observar algunas precauciones para cumplir con los requisitos de las normas que regulan el transporte de carga, como la Resolución 552 de Contran.

En este artículo, ofreceremos consejos sobre cómo sujetar correctamente la carga y tener más seguridad al transportar mercancías y equipos.

1.    No utilice cuerdas para amarrar cargas

La Resolución 552 del Consejo Nacional de Tránsito prohíbe el uso de cuerdas en el amarre y recomienda el uso de equipos como cintas de amarre, cable o cadena de acero. Después de todo, las cuerdas son menos resistentes y pueden desgastarse con el tiempo y romperse durante el transporte. Por lo tanto, solo se pueden usar para atar la lona.

También, de acuerdo con la norma, la resistencia de las cintas, cables de acero y cadenas debe ser de al menos el doble del peso de la carga transportada. La resolución también prohíbe que el amarre de la carga se haga directamente sobre la madera de la carrocería, que muchas veces no ofrece la resistencia necesaria para soportar el peso de la carga.

Además, otros elementos como redes, mallas, rieles, bloqueadores, espaciadores, protectores y mantas de fricción se pueden utilizar para reforzar la seguridad. Sin embargo, estos accesorios solo pueden ser pasados externamente cuando los artículos transportados ocupen todo el espacio interno de la carrocería.

2.    Distribuya bien el peso de la carga sobre la carrocería

Las buenas prácticas de seguridad recomiendan que la carga esté asegurada al vehículo y que este anclaje pueda soportar ciertas fuerzas, en condiciones normales:

  • Hacia adelante: 80% a 100% del peso de la carga;
  • Para los lados y hacia atrás: 50% del peso;
  • Hacia arriba: 20% en peso.

En términos generales, tenemos dos métodos principales que se pueden utilizar para proteger las cargas de forma más segura:

Amarre vertical o por fricción: El equipo de amarre se aplica a la carga utilizando la fuerza de compresión aplicada por el usuario a través del tensor. Esto crea una fuerza descendente neta que, combinada con el coeficiente de fricción entre el piso del vehículo y la carga, bloquea la posibilidad de su movimiento.

Amarre directo: El equipo de amarre está conectado directamente en cuatro puntos de la carga y en cuatro puntos de amarre en la carrocería del vehículo de transporte. Debido a una combinación de ángulos y el coeficiente de fricción, la carga está inmovilizada y no puede moverse. Sin embargo, este tipo de amarre requiere que el vehículo cuente con travesaños metálicos adecuados para el amarre, según lo dispuesto en la Resolución 552. Además, el amarre se puede realizar sobre el chasis del camión.

3.    Amarre de cargas indivisibles

Si su empresa transporta cargas indivisibles, como maquinaria y grandes equipos, es importante reforzar los cuidados. Con la entrada en vigor de la nueva normativa Contran, estos productos deberán tener un procedimiento de amarre diferenciado.

Para el transporte seguro de estas cargas, se deben utilizar al menos cuatro puntos de amarre. Además, es necesario utilizar cintas textiles, cables de acero, cadenas o combinar estos materiales.

Además, en el caso de transporte de cargas secas, si el material transportado ocupa todo el espacio de la carrocería, el amarre debe realizarse de forma externa.

4.    Higienice adecuadamente las cintas de amarre

Las cintas de amarre deben someterse a inspecciones periódicas para garantizar que estén bien higienizadas y en buenas condiciones.

La limpieza de estos equipos es muy sencilla y rápida. Solo necesitas lavar las correas con un jabón neutro para eliminar la suciedad. También se recomienda aplicar un lubricante a los malacates de tensión.

Se debe tener especial cuidado con la limpieza e higienización en caso de que haya aceite y grasa impregnados en las cintas, lo que podría dificultar e impedir su manejo.

También tenga cuidado con las señales de abrasión causados ​​por el polvo. La suciedad presente en las correas también puede ocultar posibles cortes o desgaste por abrasión (desgaste por fricción), dificultando su identificación.

Sepa más sobre las cintas de amarre Robustec

Las cintas de amarre Robustec garantizan practicidad y seguridad para su carga, evitando que se vuelque durante el transporte. Ofrecen una variedad de opciones de montaje y capacidad, según la aplicación y las necesidades específicas de sujeción de carga de cada cliente.

Con más de 30 modelos diferentes, la línea completa de cintas de amarre de Robustec incluye modelos con ganchos en formatos plano, “J”, triangular, “Moto”, garra y giratorio, todos con o sin malacate. Estos productos ofrecen varias opciones de montaje y capacidad, de acuerdo con su aplicación y necesidades específicas.

Las cintas de amarre son 100% de poliéster y están tratadas químicamente para una menor absorción de agua. Además, las cintas cuentan con protección anti-UV, resistente a la luz solar y soportan temperaturas que oscilan entre -40 ° C y + 100 ° C.

¿Quieres saber más sobre los diferenciales de las cintas de amarre Robustec? Accede a este eBook.

k.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *